Domingo, 17 de Octubre de 2021

A partir de hoy comienza a aplicarse en toda la Comunidad de Madrid el toque de queda a las 23.00 horas y el cierre flexible de la hostelería hasta esa misma hora.

Tal y como adelantó la consejería de Sanidad el pasado viernes y fijó la Orden 154/2021, de 12 de febrero publicada el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM), la limitación de la movilidad nocturna en la región se retrasa una hora después de confirmarse el descenso de incidencia acumulada de covid en la comunidad.

El Informe Epidemiológico de la semana 6 (8-14 febrero 2021), publicado este martes, muestra un descenso de casos de un 35% respecto a la semana anterior y de un 52% respecto a hace dos semanas. Esta semana se han contabilizado 15.029 positivos, frente a los 23.076 de la anterior y los 31.743 de hace dos semanas.

«La mejoría de los datos epidemiológicos en las últimas jornadas permite flexibilizar el alcance y la intensidad de algunas de las medidas para minimizar los riesgos de exposición al virus», señala la citada orden.

De este modo, también se flexibiliza el cierre de bares y restaurantes, hasta ahora fijado a las 21.00 horas, «para adecuarlo a la hora de comienzo de la limitación de la libertad de circulación de las personas en horario nocturno», es decir, a las 23.00 horas.

«Los establecimientos de hostelería y restauración cerrarán como máximo, a las 23:00 horas, no pudiendo en ningún caso admitir nuevos clientes para consumir en el establecimiento a partir de las 22:00 horas», dictamina exactamente la orden.

Por otra parte, indica que podrán realizar servicios de comida para llevar con recogida en el establecimiento hasta las 23:00 horas y servicios de entrega a domicilio hasta las 00:00 horas.

El resto de «establecimientos, recintos y locales abiertos al público tendrán como hora de cierre la legalmente autorizada, no pudiendo superarse en ningún caso las 22:00 horas, quedando exceptuados los establecimientos farmacéuticos, centros y establecimientos sanitarios, centros y servicios de carácter social, centros veterinarios, servicios de comida a domicilio, establecimientos de combustible para la automoción y otros considerados esenciales, entendiéndose como tales aquellos que prestan
o realizan servicios imprescindibles e inaplazables».

Respecto a la actividad programada de cines, teatros, auditorios, circos de carpa, salas multiusos polivalentes y espacios similares, así como lugares de culto, iniciada con anterioridad a las 22:00 horas, el Gobierno regional establece que «podrá concluir con posterioridad a la misma siempre que permita a los asistentes cumplir con la hora de comienzo de la limitación a la movilidad en horario nocturno».

Sin embargo, siguen vigentes medidas como la prohibición de reuniones de no convivientes en domicilios, la limitación a cuatro personas por mesas en el interior de los establecimientos y seis en las terrazas o la obligatoriedad del uso de mascarilla en todo momento excepto cuando se esté comiendo o bebiendo.