Lunes, 18 de Octubre de 2021

España es el único país de la Unión Europea (UE) que no ayuda a la hostelería. Han cerrado mas de 89.000 restaurantes. ¿Sabéis la cantidad de horas y horas de trabajo que supone abrir un restaurante y que vaya bien?

La vida del hostelero es muy sacrificada: no pasar las navidades en familia, los puentes, los horarios de trabajo… Tenemos a los mas madrugadores, que te miman con el mejor desayuno y también tenemos a los que se van a la cama al día siguiente para cerrar el garito en el que sonaba tu canción favorita o la mítica canción con luces encendidas que anuncia que tienes que seguir en otra parte.

Creo que es uno de los sectores mas sacrificados y a la vez de los mas bonitos que existen. Todo nuestro sacrificio es por hacer a la gente feliz, y desde que nos despertamos hasta que nos dormimos la hostelería está presente en nuestras vidas.

Somos la “serotonina” de España. La poca libertad que estamos teniendo, la estamos disfrutando gracias en gran parte a los restaurantes, esos que llevamos un año luchando como guerreros intentando salvarnos después de todo el trabajo que hemos hecho.

Me entran ganas de llorar solo de pensar en lo poco que piensan en la hostelería cuando ellos no son nadie sin nosotros. Nos merecemos esa ayuda. 

Victoria Vega de Seoane es dueña de los restaurantes Alright de Madrid.