Lunes, 18 de Octubre de 2021

El Hospital de Emergencia Enfermera Isabel Zendal ha presentado este miércoles una denuncia ante la Jefatura de Policía por el sabotaje que, asegura, están sufriendo sus instalaciones desde hace tres semanas.

El coordinador del Hospital Enfermera Isabel Zendal, Fernando Prados, ha confirmado esta tarde que ya se ha producido la interposición de esa denuncia para que la Policía comience sus pesquisas sobre el asunto.

De acuerdo con el hospital -inaugurado el pasado 1 de diciembre y que se desde su apertura ha estado rodeado de polémica por parte de la izquierda que lo han calificado como «un plató de televisión»- desde hace semanas se están produciendo extraños hechos como cortes en cables, enchufes desconectados, sustracción de material sanitario o tuberías atascadas.

La dirección del centro sanitario público, por el que ya han pasado más de un millar de enfermos de covid-19, enmarca estos extraños acontecimientos dentro de una campaña de sabotaje por parte de aquellos que, desde que se inauguró el hospital, se han mostrado en contra del mismo.

Prados ha detallado hoy que las incidencias fueron detectadas por trabajadores del hospital y ha dicho que no es quién para decir quién las está provocando -tarea que corresponderá averiguar a la Policía-, al tiempo que ha indicado que en todo caso será un «individuo» que no representa a un colectivo, en alusión a los 1.000 trabajadores del Zendal.

INCREMENTO DE UCIS

Por otra parte, la Comunidad de Madrid ha informado hoy de que el Isabel Zendal ha aumentado hasta las 140 camas de cuidados intensivos (UCI) y de cuidados respiratorios intermedios (UCRI).

Con 44 camas de UCI y 96 de UCRI habilitadas en la actualidad, se triplica la
capacidad para la atención de críticos (16 puestos de UCI y 32 de UCRI) con la que el centro comenzó a funcionar el pasado mes de diciembre.