Lunes, 18 de Octubre de 2021

Un mes después de que la borrasca Filomena dejara sobre Madrid la mayor nevada del siglo, el parque del Retiro reabre parcialmente sus puertas mientras continúan en buena parte del recinto las labores de revisión del arbolado.

El Área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento madrileño, que dirige Borja Carabante, ha reabierto la puerta de Sáinz de Baranda, que conduce hasta la Biblioteca Eugenio Trías y la de Reina Mercedes, que conecta con el quiosco de hostelería Florida Retiro.

Sin embargo, en el resto del parque prosiguen los trabajos de revisión del los árboles para poder abrirlo al público con las máximas garantías de seguridad.

La nevada de más de 50 centímetros que ocasionó el temporal Filomena en Madrid ha supuesto, de acuerdo con las estimaciones de la Dirección General de Gestión del Agua y Zonas Verdes del Consistorio, una afección global al arbolado de cerca del 50 %.

De los 1,7 millones de ejemplares en conservación municipal, más de 800.000 podrían haberse visto dañados, aunque los servicios técnicos aseguran que el 90 % serán recuperables. El resto, han caído o han sufrido perjuicios que están requiriendo su tala y retirada.

La situación de peligro de desprendimiento de ramas y de caída de árboles, sumada a la previsión meteorológica de bajas temperaturas de los días posteriores a la nevada, generó unas necesidades imprevistas de actuación de forma inmediata para evitar daños materiales y personales que implicaron el cierre temporal de todos los parques de la ciudad.