Martes, 17 de Mayo de 2022

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha anunciado este viernes que el nuevo hospital de emergencias de la región, ubicado en Valdebebas, recibirá el nombre de la enfermera Isabel Zendal.

Zendal, de origen gallego, esta considerada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) la primera enfermera de la historia que participó en una misión internacional de salud pública.

En concreto, la mujer formó parte en 1803 de la Real Expedición Filantrópica de la Vacuna, liderada por el médico de la corte del Rey Carlos IV, Francisco Xavier Balmis, y que tenía como misión llevar la vacuna de la viruela -la primera vacuna conocida- a las colonias españolas de América y de las Islas Filipinas.

Una figura clave de la enfermería española y mundial de la que, sin embargo, se conoce muy poco.

Tal y como establece el periodista Antonio López Mariño en «Isabel Zendal Gómez en los Archivos de Galicia » (Servicio de Publicaciones del Parlamento de Galicia, 2018), Zendal es, a pesar de «su vida extraordinaria», una «absoluta desconocida para sus paisanos».

HOMENAJE DE MADRID

Precisamente para que Isabel Zendal no siga cayendo en el olvido y reconocer la labor de un colectivo que ha sido absolutamente clave durante la pandemia, la Comunidad de Madrid ha decidido llamar por su nombre a su nuevo hospital de emergencias.

Un reconocimiento a un gremio en ocasiones infravalorado y a una mujer imprescindible para que la primera vacuna conocida, la de la viruela, atravesara el Atlántico en los brazos de veintidós niños huérfanos que Zendal cuidó durante toda la travesía.

El nuevo hospital Isabel Zendal va a contar con una superficie de 40.000 metros cuadrados y con mil camas (1.008) en 20 unidades de hospitalización de 48 camas cada una, que suman un total de 960 organizadas en torno a controles de enfermería.

También habrá un total de 48 puestos de UCI y Cuidados Intermedios. La inversión a desplegar esta instalación es de 50 millones de euros y la obra civil ya se ha iniciado con vistas a que pueda estar operativo en otoño.

En declaraciones a Es Radio, la líder autonómica ha señalado que Madrid no va a ser la misma que durante el pico de la pandemia dado que en los meses con más intensidad era «un incendio sin control» en el sistema sanitario y ahora existen «muchos cortafuegos», pese a que al Ejecutivo central le «extrañe» la calma que existe en Madrid respecto a la enfermedad para intentar «echar balones fuera» y no desplegar más medidas de control en el aeropuerto de Barajas.