Sabado, 06 de Marzo de 2021

El presidente del Partido Popular (PP), Pablo Casado, ha anunciado hoy que la formación se va de Génova 13, la que ha sido su sede Nacional desde 1983, porque, considera, no deben seguir en un edificio «cuya reforma se está investigando esta misma semana en los Tribunales».

Así lo ha manifestado el líder de la oposición durante su intervención ante el Comité Ejecutivo celebrado tras la debacle de la elecciones catalanas del pasado domingo, en las que el PP obtuvo apenas tres escaños, tres menos que Ciudadanos y ocho menos que Vox.

Casado ha justificado los peores resultados en la historia del PP catalán en «la tormenta perfecta» preparada por sus «adversarios políticos» y, en especial, a la publicación del escrito de colaboración del extesorero Luis Bárcenas con la Fiscalía, a juicio de Casado, controlada por el Gobierno de Pedro Sánchez a través de la Fiscal General del Estado, Dolores Delgado.

Tras esa información, ha señalado el líder del PP, la formación perdió la mitad de voto estimado en las elecciones catalanas, algo que, finalmente se ha reflejado en las urnas con la pérdida de un escaño respecto a las elecciones de 2017 y de 76.603 votos.

A pesar de que ha reconocido que el resultado electoral ha sido «malo» y no ha colmado la expectativas del partido de llegar a los cinco diputados para poder formar grupo propio en el Parlamento de Cataluña, Casado ha asegurado que el proyecto de los populares «no se va a ver debilitado» y ha mostrado su confianza en el líder del PP catalán, Alejandro Fernández.

Con todo, ha anunciado, como acto simbólico para romper con el pasado, el cambio de sede de Génova 13 y la constitución de un departamento de Compliance que establecerá mecanismo de transparencia, rendición de cuentas y un canal anónimo de denuncias a semejanza de lo que ocurre en las grandes empresas.