Miércoles, 26 de Enero de 2022

En los últimos tres años, los madrileños se han ahorrado 500 millones de euros en tributos al Consistorio, ha señalado Martínez-Almeida

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado este viernes el emprendimiento de ordenanzas fiscales para el ejercicio 2022, que se someterá a Pleno, y que de aprobarse supondrá una rebaja en el tipo de gravamen general del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), del 0,456% al 0,428%, lo que ahorrará 60 millones de euros a los capitalinos.

Es el tercer año consecutivo que se produce una rebaja en el IBI, algo que se traduce, así como ha dicho el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, en 300 millones de euros de ahorro, montante que sube hasta los 500 millones si se tienen presente el total de tributos que los madrileños se evitaron abonar al Consistorio en el último trienio.

«Planteamos un marco fiscal competitivo y interesante para que Madrid logre continuar creciendo. El modelo de nuestra localidad se contrapone con el del Gobierno de la nación: no es el instante de subir impuestos ni de cargar más gravámenes, se tiene la posibilidad de tener superiores servicios públicos y más infraestructuras, pagando el ciudadano menos«, expresó Martínez-Almeida.

A su lado, la vicealcaldesa de la ciudad más importante, Begoña Villacís, ha detallado que con esta medida se van a ver beneficiados 2,2 millones de recibos del IBI, 1,5 millones de recibos que corresponden a casas, 96.200 locales comerciales, 30.000 áreas de trabajo, bastante más de 11.000 naves industriales y 7.200 locales de ocio.

«Cobramos menos impuestos que Sevilla, Barcelona, Valencia… no sólo nos hace más competitivos como localidad, además los ciudadanos encuentran una sustancial asistencia por parte del Consistorio. No vamos a perpetrar un catastrazo», apuntó Villacís.

De esta forma, ha añadido la vicealcaldesa, el Consistorio sigue continuando hacia su propósito de bajar el tipo de gravamen general del IBI al mínimo legal (0,4 %) en la presente legislatura, que concluye en 2023.

«Está subiendo el valor de la luz, de la gasolina… el coste de la vida es más prominente. Pero cuando todo sube, el Ayuntamiento de Madrid baja. Contribuye a la gente a hacer mejor su circunstancia económica», ha puntualizado Villacís.

IAE Y RESIDUOS URBANOS

Respecto al Impuesto sobre Ocupaciones Económicas (IAE), algún compañía que inicie su actividad va a estar exenta del pago de esta cuota a lo largo de los dos primeros ejercicios impositivos, como marca la normativa estatal, y se prorrogará la bonificación del 50% de la cuota municipal a lo largo de los periodos impositivos tercero, cuarto y quinto.

Además se establece una bonificación del 50% de la cuota del IAE para la instalación de sistemas de aprovechamiento de la energía del sol y geotérmica.

Además sigue la reducción en la cuota de la tasa del servicio de administración de residuos urbanos de ocupaciones que se implantó en 2020. Ese recorte va a ser del 90% cuando afecte a inmuebles desocupados en los que no se haga actividad económica alguna, en tanto que se achicará en un 70% en caso de inicio de actividad a lo largo de los dos primeros periodos impositivos.

Finalmente, y dentro de la Estrategia Madrid 360, sigue una bonificación de entre el 10% y el 50% en la cuota del IAE para las compañias de la región de Madrid que establezcan proyectos de transporte que afecten por lo menos al 20% de su plantilla por medio de la compra de abonos cada un año de transporte público o por medio de la estipulación laboral del servicio de transporte. Esta medida quiere hacer mejor la eficacia energética y contribuir al cambio de pautas en los desplazamientos de los trabajadores de la región de Madrid.