Lunes, 14 de Junio de 2021

El viceconsejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero, ha augurado hoy que la región va a vivir en los próximos días un «cambio de tendencia» con una «ralentización del número de positivos».

Sin embargo, Zapatero ha insistido en que son datos que hay que tomar «con prudencia» y ha insistido en que, aunque el número de positivos vaya a ir reduciéndose «progresivamente» en los próximos días, la presión asistencial, de momento, va a continuar siendo alta.

En este sentido, ha informado que a día de hoy existen 4.900 personas ingresadas en hospitales de Madrid, de las cuales 700 están en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

De acuerdo con el último informe epidemiológico de la semana del 18 al 24 de enero, la incidencia acumulada de la región se sitúa en los 970,5 casos por cada 100.000 habitantes, lo que supone un aumento del 16% respecto a la semana anterior con 35.144 nuevos casos.

NO HABRÁ NUEVAS MEDIDAS

El viceconsejero no ha anunciado nuevas medidas a nivel regional, algo que ya adelantó que no ocurriría el vicepresidente de la comunidad, Ignacio Aguado, quien opina que el Ejecutivo autonómico ya ha adoptado todas las medidas que podía tomar y que es, en todo caso, tarea del Gobierno central endurecerlas a nivel nacional.

Así, la Comunidad de Madrid continuará al menos hasta el próximo 8 de febrero con el toque de queda a las 22.00 horas, cierre de establecimientos de todo tipo a las 21.00 horas, prohibición de reuniones de no convivientes en domicilios y máximo de 4 personas en terrazas e interior de locales de hostelería.

Además, continúan las restricciones en zonas básicas de salud a las que, a partir del próximo lunes 1 de febrero se unirán nuevas zonas.