Miércoles, 10 de Agosto de 2022

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, adelantó este sábado que la consejería de Sanidad está trabajando en una nueva orden de medidas anticovid entre las que se está barajando reducir el número de personas que pueden reunirse en espacios públicos, actualmente fijado en diez.

Así lo manifestó la regidora en una entrevista en la cadena Cope en la que aseguró que le «horroriza» tener que tomar este tipo de medidas que coartan la libertad de la gente pero que no queda más remedio porque es en ese ámbito donde se están produciendo ahora mismo un mayor número de contagios.

Díaz Ayuso explicó que cree que esto se debe a la idiosincrasia mediterránea de los madrileños que siempre van al bar que está más lleno o tienen tendencia al abrazo y al contacto físico.

En estos momentos la «agrupación de personas de carácter privado o no
regulado en la vía pública o en espacios públicos» está regulada en la orden 1008/2020, de 18 de agosto, de la Comunidad de Madrid que establece que «se limita a un número máximo de diez personas, salvo que se trate de personas convivientes».

En cuanto a los espacios privados, la citada orden no es imperativa sino que se limita a recomendar «como medida de precaución» también se limite a diez personas «aun cuando pueda garantizarse la distancia de seguridad».

Además, el documento aconseja, en general y en todos los ámbitos, «reducir los encuentros sociales fuera del grupo de convivencia estable».

OPERACIÓN RETORNO

La presidenta explicó que estas nuevas medidas se van a tomar en le marco de una «especie de operación retorno» que está terminando de perfilar la consejería de Sanidad.

Se espera que en los próximos días, con el final del mes de agosto y de las vacaciones de verano, miles de madrileños regresen a la capital por lo que la ciudad pasará a estar mucho más poblada de lo que ha estado durante el periodo estival.

Sin embargo, Díaz Ayuso afirmó que no entra en sus planes aislar a la Comunidad de Madrid, algo que, por otro lado recordó que no entra dentro del ámbito de sus competencias autonómicas.

«No tenemos competencias para cerrarlo ni está en nuestra mente cerrarlo», concluyó.