Lunes, 20 de Septiembre de 2021

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, ha anunciado hoy que, siempre y cuando la incidencia acumulada de positivos continúe bajando como ha venido haciendo en los últimos días, la región ampliará el toque de queda hasta las 23.00 horas y flexibilizará el cierre de bares y restaurantes hasta poco antes de ese toque de queda.

Interrogado sobre cuándo podrían entrar en vigor estas medidas, Aguado ha señalado que la voluntad del Ejecutivo regional es hacerlo «cuanto antes» pero ha matizado que será la consejería de Sanidad la que, como cada viernes, tome y anuncie la decisión final al respecto ese día.

Por lo tanto, se desconoce todavía si, de ampliarse finalmente el toque de queda y cierre de la hostelería, se comenzaría a aplicar desde este mismo viernes -como lo hizo la ampliación de mesas en terrazas a seis personas– o si, por el contrario, empezarían el lunes 15 de febrero.

Desde el pasado 25 de enero el toque de queda en la Comunidad de Madrid está fijado a las diez de la noche, mientras que el cierre de bares, restaurantes y todo tipo de establecimientos debe realizarse una hora antes, a las 21.00 horas.

La intención del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso es retrasar una hora más ese toque de queda y flexibilizar el cierre de la hostelería, es decir, que estos puedan cerrar libremente a la hora que quieran, siempre y cuándo tengan en cuenta que los clientes y trabajadores deberán estar en su casa a las 23.00 horas.

Por otra parte, se desconoce si la región tiene intención de ampliar el número de comensales en el interior de los establecimientos, actualmente fijado en cuatro, tal y como hizo la semana pasada con las terrazas, donde amplió a seis las personas que pueden sentarse.