Domingo, 19 de Septiembre de 2021

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, ha asegurado este miércoles que el Gobierno autonómico no va a endurecer más las medidas a nivel regional contra el covid porque ha agotado todo lo que podía hacer.

«No tenemos intención de dar más pasos«, ha afirmado Aguado quien ha avanzado que, en el caso de que la situación de los contagios continúe aumentando, tendría que ser el Gobierno de España el que tomara las medidas pertinentes a nivel nacional.

El vicepresidente ha insistido en que Madrid ha llegado al máximo de sus capacidades restrictivas y que, por ejemplo, permitir que tan solo un máximo de cuatro de personas puedan reunirse en bares y restaurantes , prohibir las reuniones de no convivientes, el toque de queda a las 22.00h y el cierre de locales a las 21.00h ya suponen «una limitación de derechos fundamentales sin precedentes».

Sin embargo, ha matizado que lo que sí puede que haga la consejería de Sanidad el próximo viernes es limitar la movilidad de nuevas zonas básicas de salud (ZBS) en la región que presenten una incidencia acumulada de positivos a 14 días por cada 100.000 habitantes superior a la media de la Comunidad de Madrid, situada en 869,7 casos.

Ahora mismo hay en la comunidad un total de 56 zonas básicas de salud y 25 localidades confinadas, lo que equivale al 24% de los madrileños que concentran el 30% de los casos.

Aguado ha apelado a la responsabilidad de los ciudadanos para cumplir las medidas vigentes y a la capacidad sancionadora de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.