Lunes, 26 de Octubre de 2020

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha afirmado hoy que los servicios jurídicos de la región estudian si la imposición del estado de alarma sobre Madrid por parte del Gobierno central, algo que la popular ha calificado de un «atropello» y una «invasión de competencias», se hizo conforme a derecho.

Díaz Ayuso ha señalado que sus servicios jurídicos están analizando el decreto para cerciorarse de que todas las medidas que se apliquen en Madrid lo hagan conforme a la legalidad y sin invadir las competencias autonómicas.

De no ser así, la presidenta madrileña ha trasladado que no tendrá ningún reparo en defender la legalidad y los intereses de los madrileños en los tribunales, como ya ha hecho en anteriores ocasiones cuando lo ha considerado pertinente.

En una comparecencia conjunta, la presidenta, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, y el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, han pedido al Gobierno central que levante el estado de alarma sobre Madrid, aunque el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ya ha adelantado que no piensa hacerlo.

«Dinamitar el Estado de Derecho con la excusa del bien común es el camino recto hacia la anarquía y la vuelta a regímenes totalitarios. Desafortunadamente, la manera de actuar del Gobierno de España, con el aval de sus socios, contra Madrid es una sucesión de derechos y libertades individuales y contra las instituciones de nuestra democracia liberal», ha declarado la presidenta.

Tanto Ayuso como Almeida se han mostrado muy duros con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y con el ministro de Sanidad, a los que han acusado de realizar un cambio de reglas inventado sin criterio sanitario alguno para mantener la alarma sobre Madrid.

En este sentido, han criticado que el ministro se Sanidad haya señalado esta mañana en una entrevista radiofónica que Madrid debe tener una incidencia acumulada de menos de 200 casos por cada 100.000 habitantes para el levantamiento del estado de alarma, cuando en el decreto establece que esa incidencia debe ser de 500 o más casos.

El alcalde de Madrid ha recordado que los tres requisitos puestos por el Gobierno de la Nación para la imposición del estado de alarma son acumulativos (incidencia de más de 500 casos, que el porcentaje de positividad en las pruebas diagnósticas de las últimas dos semanas sea de más de un 10% y que haya una ocupación de las UCIS superior al 35%) y que Madrid ya no cumple el de incidencia acumulada.

Así, ha adelantado que mañana se conocerá que la incidencia acumulada de casos por cada 100.000 habitantes en la ciudad de Madrid ha descendido a 400.

Además, ha recordado al ministro que si el nuevo criterio es que haya menos de 200 casos por cada 100.000 habitantes, la media de toda España supera ahora mismo esa cifra.

«Eran 500, esta mañana ha dicho el ministro ha dicho 200, o incluso 100. Merecemos que no se cambie el criterio de forma arbitraria. No podemos vivir al albur de que cada día haya un criterio o una cifra distinta. Tenemos la legítima duda de si eso es cierto. No puede ser que si la semana pasada fueran 500, ahora sean 100″, ha incidido.

Asimismo, Almeida ha lamentado que los madrileños sean en este momento «rehenes de batallas políticas de un Gobierno que entiende que un escándalo ha de suceder a otro, rehenes de un Gobierno que cambia de criterio de forma arbitraria».

Con todo, Ayuso ha pedido al Gobierno central «volver al dialogo», que se sienten y vean la fórmula de «mejorar al plan de Madrid contra este virus que tan buenos resultados»