Martes, 18 de Mayo de 2021

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha aclarado este jueves durante el Pleno de Asamblea que su Gobierno no tiene previsto cerrar ni la hostelería ni los comercios durante la Navidad.

Tampoco va a cerrar perimetralmente sus fronteras, sino que, ante el repunte de positivos detectado en la región, va a establecer restricciones de movilidad en determinadas zonas básicas de salud que presenten una mayor incidencia acumulada de casos.

De este modo, la presidenta ha querido aclarar los rumores desatados ayer cuando avanzó que mañana el viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19 de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero, y la directora de Salud Pública, Elena Andradas, van a anunciar nuevas medidas.

Aunque Díaz Ayuso matizó que estas irían en la línea de las aplicadas en los últimos meses por el Ejecutivo autonómico, es decir, esos cierres perimetrales por zonas básicas de salud, hoy en la Asamblea ha querido reiterarlo para disipar los temores de hosteleros, comerciantes y familias con planes de viajar fuera de la región para pasar las fiestas con familiares y allegados.

«No seremos nosotros los que vamos a impedir que los ciudadanos entren o salgan de la Comunidad de Madrid, bien para ver a sus familiares, para trabajar, para hacer cuestiones con el médico, etc. Vamos a hacer estas medidas sensatas y mientras tanto ver cómo evoluciona la pandemia. Ver si hay una tercera ola o si esto es solamente unos ecos del Puente de la Constitución», ha declarado.

«No nos plantemos arruinar a los comercios, ni cerrar la hostelería, ni afectar cada vez más a la economía», ha sentenciado, después de que ayer el ministro de Sanidad, Salvador Illa, animara a las comunidades autónomas con un mayor índice de casos a restringir aún más los viajes y el número de comensales, fijado en diez para las fechas clave de las fiesta.