Martes, 20 de Abril de 2021

Lo peor de la borrasca Filomena ya ha pasado pero ahora toca lidiar con sus catastróficas consecuencias. Madrid lleva desde el fin de semana trabajando contra reloj para tratar de recobrar la normalidad aunque, de momento, aún quedan días para que esta vuelva del todo.

Tres días después de la nevada del siglo, la Comunidad de Madrid ha vivido hoy su noche más gélida en 20 años con temperaturas que han llegado a los menos doce grados y se enfrenta a unas jornadas en las que las mínimas llegarán a los menos seis grados y máximas serán de no más de siete grados hasta el sábado.

El Gobierno de la Comunidad de Madrid ha decidido suspender las clases presenciales en colegios e institutos hasta el próximo lunes 18 de enero por lo que, a partir de mañana miércoles, estas se retomaran de manera telemática.

hasta el próximo lunes tampoco habrá parquímetro de las calles de la capital «debido a la cantidad de nieve que aún continúa en las calzadas y la dificultad para despejarla», según ha informado el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante.

Aunque las principales vías de acceso a Madrid ya están despejadas, todavía son muchas las calles que continúan intransitables por la nieve. En este mapa interactivo impulsado por el área de Medio Ambiente y Movilidad del Consistorio madrileño puedes consultar las calles que ya han sido despejadas.

Mientras el metro de Madrid lleva días funcionando de manera ininterrumpida acumulando el récord en su historia de 100 horas seguidas, varias líneas de autobuses de la EMT han conseguido volver a prestar servicio este martes.

Un total de 27 líneas han vuelto a estar operativas en el día de hoy con 244 autobuses circulando, según ha informado el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida.

Por otra parte, 109 líneas de autobuses interurbanos ya están en funcionamiento tras el temporal que conectan más de 80 municipios y el 88% de las carreteras autonómicas ya no tienen restricciones.

Por otra parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha mostrado su apoyo a los 179 municipios de la región que quieran pedir la declaración de zona catastrófica.

El alcalde de la capital sigue barajando esa posibilidad, después de que el Gobierno de Pedro Sánchez haya dado marcha atrás en su negativa inicial, expresada por boca de su ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska.

De plantearlo, el Ejecutivo se ha abierto a posibilidad de declarar Madrid zona catastrófica, extremo que debe realizarse mediante acuerdo del Consejo de Ministros.