Lunes, 20 de Septiembre de 2021

Este miércoles 10 de junio se cumple un mes desde que una chispa saltó en la madrileña calle Núñez de Balboa hasta convertirse en una marea nacional contra el Gobierno pero, sobre todo, en defensa de la libertad.

El movimiento, conocido como «La revuelta de las cacerolas» vivió su momento álgido en los días y semanas que sucedieron a ese 10 de mayo, con protestas por todo el país que, sin embargo, han ido apagándose poco a poco con la llegada de la desescalada.

La reapertura de los comercios y la progresiva vuelta a la normalidad (o «nueva normalidad») han ido desinflando unas manifestaciones que, sin embargo, se resisten a morir del todo.

Los quehaceres diarios que han devuelto a la rutina a los españoles hacen prácticamente imposible mantener un ritmo de protestas diario como el que se vivió durante el más estricto confinamiento al que ha sometido a España el Gobierno de Pedro Sánchez. Por ello, los que quieren mantener vivo el espíritu de esta protesta han optado por cambiar la dinámica y convocar las caceroladas una vez por semana: los miércoles.

Sonsoles Queipo de Llano, es una de las impulsoras de esta iniciativa de los miércoles. Vecina de Núñez de Balboa, se ha reconvertido durante esta pandemia en la camarógrafa oficial de las protestas en su calle con sus directos de instagram y en firme activista contra la gestión del Gobierno. En un artículo que publicó en esta cabecera (pincha aquí para leerlo), Queipo de Llano lo acusó de haber sido absolutamente negligente en su gestión de la crisis del coronavirus y de haber extendido un estado de excepción encubierto -en el que a día de hoy aún nos encontramos- para «ampliar sus poderes y restringir nuestras libertades».

«Es importante juntarnos para mantener el espíritu de defensa de la libertad vivo porque si no a la gente se nos olvidan muy rápido las cosas que han pasado», ha declarado la joven a Madrid Hoy.

Aunque los peores momentos de la pandemia ya han pasado, esta iniciativa quiere recalcar que las peores consecuencias de esta terrible crisis aún están por llegar y no hay que perder fuelle contra un Ejecutivo al que aún le quedan años de legislatura por delante.

Queipo de Llano ha insistido en que «seguimos teniendo a este Gobierno en el poder y cada día que pasa se restringen más nuestras libertades. Cercenan la separación de poderes, siguen aprobando decretos de forma prácticamente unilateral, siguen nombrando cargos públicos discrecionalmente como nunca antes en España, siguen gestionando el dinero público pensando en su agenda política antes que en la economía española y en la crisis que tenemos que afrontar». Por eso, sigue siendo de vital importancia dedicarle aunque sea un «ratito cada semana a defender España».

La imagen que se esta viralizando en redes sociales para sumar adeptos a las manifestaciones recuerda que «ahora, más que nunca, no podemos olvidarnos de lo que hemos pasado y de lo que nos queda por pasar en España» y urge a «seguir haciendo ruido hasta que el Gobierno asuma su responsabilidad».