Miércoles, 04 de Agosto de 2021

La Guardia Civil mantiene activo el dispositivo de búsqueda para localizar al dron y al piloto que este lunes sobrevoló en las proximidades de las pistas del aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas y que obligó a cerrar el espacio aéreo alrededor de dos horas.

Fuentes de la Guardia Civil han informado que continúa el despliegue de patrullas en los alrededores de Barajas.

Además, los investigadores especialistas en estas aeronaves no tripuladas tratan también de localizar al operador del dron después de que en la tarde del lunes fueran identificadas varias personas sobre las que se trata de diluciar si tienen algo que ver con el incidente.

El Ministerio de Transportes informó a las 13:20 horas del cierre del espacio aéreo después de que Enaire, el gestor de navegación aérea, alertara sobre la posible presencia de un dron que avistó un piloto en la zona norte del aeropuerto madrileño, según indicaron fuentes policiales.

En la localización del piloto trabaja la unidad de drones de la Guardia Civil que tiene una base permanente en Barajas, así como patrullas de la Policía Nacional.

Según la Ley de Seguridad Ciudadana, volar un dron en las proximidades de un aeropuerto es una infracción grave sancionada con hasta 90.000 euros. En el caso de que se considere infracción muy grave la multa puede llegar a los 225.000 euros.

Fuentes de la investigación han añadido que, si se determinase que la acción ha sido voluntaria, podría derivar en la detención de la persona implicada.