Martes, 18 de Mayo de 2021

La vacuna de Pfizer/BioNTech (Comirnaty) contra el covid-19 ya ha comenzado a suministrarse en España. Se trata de una inyección voluntaria, sin embargo, el Gobierno de España llevará un registro de aquellas personas que rechacen ponérsela.

Tal y como confirmó este lunes el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ese listado no será público pero sí se compartirá entre los socios de la Unión Europea (UE).

El Ejecutivo, en el marco de un plan de vacunación ideado en función de «criterios éticos, riesgo de enfermedad grave y riesgo de exposición», ha comenzado a vacunar a residentes y personal en centros de mayores, personal sanitario y sociosanitario (primera línea y otros) y grandes dependientes no institucionalizados.

Estas personas, así como las sucesivas a las que, de acuerdo con este plan del Gobierno, les toque vacunarse, y lo rechacen -por el motivo que quieran puesto que se trata de una vacuna voluntaria- entrarán a formar parte de un listado elaborado por el Ejecutivo de Pedro Sánchez.

Según explicó ayer el ministro de Sanidad, ese registro forma parte de «la práctica médica habitual» que es que «aquellas personas a las que se les ofrece una terapia y, por alguna razón, la declinan, se toma nota».

De esta forma, «queda constancia en su ficha médica que ha ocurrido este incidente y que no se debe a un error que esa persona haya quedado sin vacunar».

Aunque Illa afirmó ayer tras el Consejo Interterritorial de Salud que «aquellas personas que no quieran vacunarse están en su derecho», subrayó el esfuerzo de comunicación que está haciendo el Gobierno para proporcionar toda la información sobre la vacuna y convencer a la gente porque «la vacuna salva vidas».

En este sentido, el ministerio de Sanidad ha puesto en marcha una página web sobre la vacunación en la que, en un formato de preguntas y respuestas, trata de aclarar todas las dudas.

350.000 dosis a la semana

España recibió el pasado domingo las primeras 9.750 dosis de la vacuna que comenzó a administrase ese mismo día en residencias de mayores.

El segundo lote, compuesto por 350.000 inyecciones que llegarán semalmente los durante los próximos tres meses, ha aterrizado esta mañana a los aeropuertos de Madrid, Barcelona, Vitoria, Valencia y Sevilla después de un retraso de un día por un problema logístico del fabricante.