Lunes, 20 de Septiembre de 2021

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, ha afirmado hoy que «hay que huir de los cierres totales como de la peste», después de que el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, arremetiera este fin de semana con la gestión de la pandemia del gobierno madrileño.

En una entrevista en «La Voz de Galicia», el regidor afirmó que «no se sentiría responsable» si tuviese que aplicar en Galicia las medidas contra la pandemia aprobadas en la Comunidad de Madrid, donde la hostelería continúa abierta.

El dirigente popular decretó hace una semana y hasta el próximo 17 de febrero el cierre de toda la hostelería, la limitación de las reuniones a solo las personas convivientes y la reducción al mínimo de las actividades no esenciales.

Sin embargo, Madrid ha optado por continuar con la hostelería abierta hasta las nueve de la noche, una opción que no le parece responsable al gallego, quien comparte partido -el PP- con la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso.

Su vicepresidente ha optado este lunes por zanjar la polémica dejando claro que el Ejecutivo madrileño está seguro y conforme con las medidas que aplica para luchar contra el covid.

«Hay que huir de los cierres totales como de la peste. Cerrar todo es lo fácil y está demostrado que no necesariamente ayuda a combatir la curva«, ha sostenido Aguado, quien se ha comprometido con los comerciantes madrileños, con cuyos representantes se ha reunido esta mañana, a levantar las restricciones lo antes posible.

Además, el dirigente de Ciudadanos ha manifestado que no se pueden «restringir derechos y libertades sin acompañar esas restricciones con ayudas» y, en este sentido, ha adelantado que en 2021 su Gobierno planea reforzar las ayudas directas a comerciantes con 30 millones de euros.

Aguado ha insistido en que hace diez meses solo existía una forma de combatir la pandemia pero ahora «tenemos test y vacunas» y hay que ahondar en esas vías para evitar «cuartas o quintas olas» de la pandemia.

Por su parte, Díaz Ayuso ha anunciado hoy en un encuentro con hosteleros que, a partir del próximo viernes 5 de febrero, las reuniones en terrazas de bares y restaurantes volverán a ampliarse a seis comensales.

Además, la mascarilla será obligatoria en todo momento, excepto cuando se esté comiendo y bebiendo.