Martes, 20 de Abril de 2021

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha recibido una oleada de apoyo después de que el alcalde de Valladolid, el socialista Óscar Puente, le profiriera una serie de insultos en sus redes sociales.

El regidor cuestionó en su perfil de Twitter el «equilibrio mental» de Díaz Ayuso y la tildó de «impresentable» e «incompetente», al tiempo que aseguró que es un «peligro» para la Comunidad de Madrid y «por ende» para las comunidades que la rodean.

Un mensaje que no ha pasado inadvertido y que ha desatado la indigación de muchos de los compañeros de filas de la presidenta regional que consideran que Puente ha sobrepasado todos los límites éticos en sus críticas.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, ha sido uno de ellos y ha expresado públicamente todo su apoyo a la jefa del Ejecutivo autonómico de la que ha afirmado «trabaja muy duro en los momentos más difíciles».

Además, ha opinado que «la ira, la soberbia, el insulto y el machismo» que, a su juicio, desprenden las palabras del alcalde vallisoletano son «justo la receta contraria a lo que necesitamos en España».

Otro que ha salido en defensa de Díáz Ayuso ha sido el senador popular Rafael Hernando, que ha calificado a Puente como un «machista, faltón y deplorable», algo que ha enmarcado en su «tono habitual».

SIN ATISBO DE RECTIFICACIÓN

Lejos de rectificar, Puente ha proclamado que sus detractores «pierden el tiempo» porque tiene el «lomo bastante duro» frente a aquellos de «piel fina y lengua larga».

Palabras que ha acompañado esta mañana con una captura de pantalla de una noticia del digital Huffpost que recopila los insultos proferidos por el líder del PP, Pablo Casado, al vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias, entre los que destacan «ridículo, ególatra y okupa».