Martes, 18 de Mayo de 2021

El Ayuntamiento de Madrid ha presentado este lunes la Estrategia de Vivienda y el Plan de Alquiler Municipal, destinada a luchar contra el ascenso de precios del alquiler y para eliminar las barreras que tienen los jóvenes para emanciparse.

El plan, dotado con 30 millones de euros en tres años, busca reactivar el mercado del alquiler, aumentar la oferta de viviendas, ofrecer ayudas a inquilinos y apoyar a los jóvenes de menos de 35 años que quieran emanciparse.

PLAN REVIVA

La estrategia tiene tres patas, por un lado en denominado Plan Reviva, una formula a través de la cual la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo de Madrid (EMVS) pretende convertirse en la mayor promotora de España en número de viviendas en construcción para el alquiler. 

Este programa implica asimismo que propietarios cedan sus viviendas a la EMVS a cambio de una renta mensual fija y garantizada sin perder la titularidad del inmueble.

De esta forma, el propietario cede su inmueble vacío a la EMVS durante un periodo de tiempo concreto, a cambio de una serie de garantías y ventajas establecidas y percibiendo por ello una renta mensual independientemente de que la casa tenga o no inquilino.

BONO VIVIENDA

El Bono Vivienda es una línea de ayudas destinada a los inquilinos que vayan a residir en las viviendas cedidas a la EMVS dentro del Programa Reviva. Estos inquilinos nunca pagarán más del 30 % de sus ingresos por el alquiler. Además, podrán recibir una ayuda directa (el bono) en función del número de miembros de su unidad familiar, sus ingresos totales y otros condicionantes.

Para tener opción al bono hay que cumplir dos requisitos básicos: llevar un mínimo de cinco años empadronado en Madrid y tener unos ingresos brutos, en función del número de miembros de la unidad familiar, de entre 3 y 7,5 veces el IPREM (entre 32.200 y 88.200 euros). Asimismo, hay unas condiciones que aumentan el bono.

ConFIANZA Joven

Por último, el plan quiere poner especial énfasis en los menores de 35 años a la hora de facilitarles el acceso a una vivienda en alquiler en el mercado privado. Para ello nace conFIANZA Joven, que consiste en anticipar a los inquilinos que lo soliciten la fianza (un mes) que les exige el arrendador. Luego el inquilino tendrá 24 meses para devolver este dinero a la EMVS sin tener que abonar intereses.

Para acceder a esta ayuda, los solicitantes deben llevar empadronados en Madrid al menos cinco años; tener unos ingresos brutos anuales inferiores a 4 veces el IPREM (lo que equivale a 37.300 euros brutos anuales) y que el contrato de alquiler entre propietario e inquilino esté gestionado a través del nuevo programa de intermediación de la EMVS, llamado SIA, que mejora y sustituye al servicio que existía ahora, el ALMA. 

En la presentación de este nuevo plan integral para vivienda de alquiler en Madrid el alcalde, José Luis Martínez Almeida, ha calificado como una “buena noticia para los madrileños» que en un tema central como es la vivienda «se haya alcanzado la unanimidad -fue aprobado por todos los grupos políticos que forman el consejo de administración de la EMVS-, porque el acceso a la vivienda determina las condiciones de vida”.

Asimismo, ha subrayado que la estrategia de vivienda “dota de seguridad jurídica y certidumbre al mercado del arrendamiento” y ha puesto en valor la importancia de la colaboración público-privada, “por eso hemos puesto a disposición de cooperativas la posibilidad de disponer de terrenos de titularidad del Ayuntamiento para que se pueda construir vivienda en régimen de alquiler a precios tasados”.