Lunes, 20 de Septiembre de 2021

El Gobierno de la Comunidad de Madrid considera precipitado augurar ahora qué medidas habrá vigentes en Semana Santa porque aún quedan dos meses y hay que comprobar cuál es la evolución de la pandemia en ese tiempo.

Así lo ha manifestado hoy por boca de su portavoz y vicepresidente, Ignacio Aguado, quien, al menos, ha demostrado tener conocimiento de cuándo se celebra este año la festividad católica más importante.

Unas declaraciones que se producen pocos días después de la polémica -otra más- protagonizada por el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, quien reconocía sin tapujos en rueda de prensa no saber cuándo era Semana Santa este año.

«En cuánto a los viajes de Semana Santa… es que no sé cuándo es Semana Santa con lo cual no sé qué margen tenemos», reconoció el epidemiólogo interrogado sobre la movilidad en esas fechas clave, que este año se celebran el 1 y 2 de abril (jueves y viernes Santo, respectivamente).

MADRID REAFIRMA SUS MEDIDAS

Aguado ha reafirmado tras el Consejo de Gobierno semanal que el Ejecutivo liderado por Isabel Díaz Ayuso no tiene intención de cambiar su cuestionada hoja de ruta en la lucha contra la pandemia.

Es más, el vicepresidente ha asegurado que la región levantaría si pudiera «mañana mismo» el toque de queda fijado a las diez de la noche. Sin embargo, ha reconocido que aún los datos epidemiológicos no lo permiten pero que, en cuanto lo hagan, lo levantaran así como todas las restricciones que puedan.

«Pedimos respeto a Madrid porque aplicamos las medidas que creemos más eficaces para salvar vidas pero también para salvar empleos y que la gente no se arruine«, ha manifestado el dirigente de Ciudadanos después de que las críticas le hayan llovido al Gobierno regional por ampliar desde este viernes las reuniones en las terrazas al aire libre de cuatro a seis personas.